domingo, 29 de noviembre de 2009

26) Lenta recuperación.


Hace una semana ya, que no escribo y es el tiempo que se supone tras una sesión de quimio, que empiece a tener sensaciones que no sean apatía y cansancio. Durante este tiempo toda la química de mi cuerpo se ha venido abajo, existe una depresión post-quimio, claro que existe, somos pura química y si todos los niveles se encienden al mínimo, el ánimo es una losa. Yo al menos, por ahora, no consigo vencer esta batalla al tratamiento, aunque imagino que hay gente que sí lo consiga.
Cada uno lleva su guerra a su terreno y allí trata de defenderse de la adversidad. Mis sensaciones son acorde al estado de ánimo, ¡qué duro es esto!. El viernes cumplí 43 años, bonita edad para empezar a cuidarme más y cambiar más cosas. Ha sido el cumpleaños de menos llamadas por teléfono, (aunque aún así, recibí muchas) os lo agradezco que entendáis que no tengo muchas ganas de hablar, pero ha sido el cumple que más arropado que me he sentido. Los sentimientos son siempre más fuertes que las palabras, lo malo es que al mundo lo mueven las palabras, sobre todo las incumplidas y no los sentimientos, algo mal estamos haciendo, seguro. Pero bueno, ahora se acerca la navidad y los buenos gestos empezarán a florecer para después marchitarse. Sé que estas navidades serán duras para mí, que renunciaré a muchas cosas, pero sé que cada abrazo,o beso que dé, le exprimiré el jugo al máximo.

10 comentarios:

mayka dijo...

Hola Manué. Los hechos, los sentimientos creo que siempre dejan más marca que las palabras. Con solo sentir... es suficiente. Ánimo, hombre, que queda poquito para que la enfermedad quede sólo en la memoria.
Un besito.

Yola dijo...

Manu como ha mejorado la apariencia de tu página...jajaja parece más alegre, seguro que hoy te sientes mucho mejor y así día a día, por supuesto dificil, pero al mismo tiempo no imposible.
Vivir cada día es un reto, para cada uno de nosotros, pero tenemos la responsabilidad de vivir con optimismo, con fuerza y coraje; y que maravilla sentirse arropado por los que nos aman.
Apunto aquí eso que te dije por teléfono el día de tu cumpleaños...ojala fuera posible repartirnos entre todos tus seguidores un poquito de tu malestar y aligerarte la carga, seguro que a esta idea se sumaran todos...pero de momento y no siendo posible, seguiremos arropándote y empujándote a seguir luchando.
No te rindas campeón!!!!!
Mil besos

Anónimo dijo...

El teléfono es impertinente, nunca sabes cuando es inoportuno llamar, por lo tanto éste medio es menos "agresivo" digamos. Nos da la oportunidad de decirte lo que sentimos y de transmitirte todos los pensamientos que afloran cuando te falta la presencia, cuando es mejor estar ahí en un ladito sin que te vean.

Te irás recuperando y verás como ése ánimo tambien. Cuidate mucho querido Manu y para cuando llegue la Navidad verás que tendrás más ganas de que te "robemos" un achuchón y compartamos un rato de futbol, de cena o de tertulia si os apetece. Todo llegará.
Felices sueños, feliz semana y muchos besos.

CINTIA.

susana dijo...

FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!!!!!NO LO SABIAMOS ,PERO TE DESEAMOS LO MEJOR Y AUNQUE YA HA PASADO PERO NUNCA ES TARDE PARA DESEARTE QUE SEAS FELIZ Y EL PROXIMO YA VERAS COMO SERA DIFERENTE LO CELEBRAREMOS A LO GRANDE, PORQUE TE LO MERECES.UN BESITO DE FARRA Y MIO, CON MUCHO CARIÑO Y ANIMO NO NOS GUSTA QUE TE VENGAS ABAJO ,ARRIBAAAAAAAAAA

ALEJO GARCÍA dijo...

Hola Manolo... Me alegro de leerte. ¿Que tal llevas la apatía y el cansancio? En confianza y ahora que no se entera nadie, como amigo tengo que decirte que son compañías que no te convienen nada. Tu nunca has frecuentado ese tipo de amistades y no se por qué has empezado a hacerlo ahora. Creo que después de unos días frecuentando esas malas influencias deberías ir pensando en apartarlas de tu vida. ¿Por qué no vuelves a tus amistades de siempre? Me refiero a la alegría, la fortaleza, el valor, el humor y la ironía. Siempre te han acompañado y son más propios de tu forma de ser. Ya se que en estos momentos igual no te resulta fácil, pero me voy a permitir la licencia de sugerirte que leas unas páginas en internet. Tienes que entrar en un sitio que se llama "El blog de Manu". Y empezar a leer desde el principio. Allí vas a encontrar una historia más o menos habitual de un tio corriente. Un tío que es feliz, que tiene su vida hecha, una mujer que le quiere y un buen trabajo. Pero de pronto recibe una muy mala noticia. Una noticia muy dura. ¿Sabes lo que hizo? Lejos de venirse abajo, decidió luchar. Lejos de encerrarse en sí mismo, dejó salir sus sentimientos. Y lejos de apartarse de sus seres queridos, decidió compartir su problema. A partir de ese momento esa historia habitual de un tipo corriente se convirtió en una gran historia de un tipo excepcional. Yo no sabría decirte cómo reaccionaría si a mi me pasara lo mismo que al protagonista del blog. Lo que si te digo es que en muchas cosas intentaría seguir el camino que él ha marcado. Intentaría sacar siempre el lado positivo. Por eso te confieso que cuando estoy de bajón intento releer alguna de las cosas que allí se han escrito. A mi me sirve para darme cuenta de lo que realmente es importante en la vida. Por cierto, no te he comentado que el protagonista de la historia es amigo mío. Cuando quieras te lo presento. Es un tipo que merece la pena conocer. TE DOY MI PALABRA, QUE ES TAN FUERTE COMO LOS SENTIMIENTOS.

P.D.- ¿Te has planteado que las palabras también pueden salir del corazón? ¿Te das cuenta de que la envidia, la ira, y el odio, por ponerte algunos ejemplos, también son sentimientos? HAY QUE SER MÁS POSITIVO MANOLO!!!!! Y en los momentos duros más.

Un abrazo amigo.

Anónimo dijo...

Tú puedes con esta apatía y con más...solo necesitas un poco mas de tiempo que la primera vez porque tu cuerpo está un poquito más débil, pero ahi esta la mente para luchar contra eso. no te vengas abajo ahora eh????? piensa: es un día menos. tqm. Rocío

Anónimo dijo...

Hola Manu ¿como estas? Yo hoy solo te voy a decir una cosa: Vuelve a leerte el mensaje de tu amigo Alejo. No importa las veces que lo hayas leido...vuelve a hacerlo.
Aquí al final todos aprendemos de todos.
un abrazo muy muy fuerte.
Nuria

Anónimo dijo...

Hola Manu. No me conoces. soy cecilia y vivo en argentina mi marido padece de cancer de cavum y justamente averiguando y buscando informacion en la web llegue hasta tu blog, espero no te moleste que sea tan entrometida como para atreverme a escribirte pasa que en momentos como este cuando el ser que mas amas en el mundo sufre de esta terrible enfermedad, necesito saber que hay otros en el mundo que tambien la reman como vos y que no todo esta perdido. Estuve leyendo tus comentarios y la verdad te felicito por la cuota de positividad que le pones al asunto eso vale tanto como la quimio para tu recuperacion. Bueno no molesto mas. fuerzas!!!!

MONICA dijo...

Hola Manu, ¿Te acuerdas cuando cumpliste 33? Yo si, decias que hasta esa edad (por lo menos)no pensabas sentar la cabeza, que era la edad de Jesucristo y muchas cosas más.... ¡Ay, que guerra me diste! ¡Menos mal que encontraste a Doria! A lo largo de la vida las cosas cambian, vamos eligiendo nuestros compañeros de viaje, tu lo hiciste genial, supiste elegir ¿porque no haces ahora igual? Como dice Alejo, elige la alegria, el humor, el valor,... y tira hacia delante que estamos todos esperandote.

Te voy a decir una cosa que no es peloteo ni regalarte los oidos, cada vez que leo tu blog más admiro tu fuerza, tu capacidad de lucha, tu persona.... deseo que te recuperes de todo mi corazón ¡Lucha!

¡Muchas Felicidades de Los Férnández Muñoz!

Anónimo dijo...

Hola Manolo y compañía. Soy Zaca, Me alegro de que se vayan cumpliendo etapas y sigas adelante con más o menos ánimno, según los días y las circunstancias. Como todo lo que te escriben los que te conocen y aprecian yo también te felicito por cómo lo llevas y por lo que nos estás dando. Y me atrevería a repetirte algo que ya te han dicho o escrito. No te olvides de nada de lo que has pasado para no perder la perspectiva, para reconocerte lo que llevas superado y para afrontar el futuro con optimismo.Tío eres una fortaleza. Supongo que lo sabes pero lo importante para cada uno lo decide cada uno de nosotros. Por mucho que te digamos tú eres el que tomarás cualquier decisión y el que disfrutará o sufrirá las consecuencias de tus decisiones. Pero con todo lo que yo he leído por aquí ya deberías saber que estamos, si me lo permites decir, orgullosos de tí y de Doria y de todos los que te acompañan cada día. Ten fe en tí mismo aún cuando estés agotado y cuenta con el cariño y admiración de mucha gente. Abrazos. Zaca.