jueves, 15 de octubre de 2009

7 Mi hotelillo

Bueno aquí estoy, escribiendo desde mi hotelillo. No tiene mala pinta, 2 camas por habitación, bastante nuevo, está bien. La cama no es muy incómoda, podría ser de 1,35, pero bueno la oferta no incluía este tipo de cama, habrá que conformarse con esta de 80 cm, al menos es eléctrica y puedes moverla a varias posiciones. Anoche dormí muy bien, la oferta incluía 2 litros de suero para estar bien hidratado, el pijama es cómodo,¡ qué lujo, ni eso me traje de casa!. La mañana bien, buen desayuno y a las 11 ya he empezado con mi tratamiento de rejuvenecimiento.No tengo ni idea de nombres de medicamentos, sólo sé que me quedan unos minutillos para que pase la bolsa de éste y ya no lo veré hasta dentro de 21 días, aquí suma todo, es una cuenta atrás. Me han dicho que con este medicamento se puede caer el pelo, pero que forma parte del plan de rejuvenecimiento, después me saldrá el pelo fuerte como a un niño,¡qué lujo!.De todas formas me he permitido un lujo y le he dicho a la peluquera del hotel que venga y me corte el pelo, así si no se cae, mis visitas me verán más guapo. Tengo como compañero a José Luis, un experto en venir a este hotel, por lo que me ayuda en mis dudas y me da ánimos a asimilar todo esto con más normalidad. Aquí las enfermeras y los médicos están muy cerca de los huéspedes, intentan hacer nuestra estancia lo más agradable posible. Al ponerme el primer medicamento me sentí agobiado ante la duda por lo desconocido, pero por ahora, estoy escuchando música y me he aíslado de la preocupación. Como siempre aquí, a mi lado, mi apéndice más valioso, Doria, que no me deja ni un segundo, y yo que pensaba que la oferta del hotel era solo para una persona! Se me ha colado aquí de okupa y no hay quien la eche.

11 comentarios:

AGUEDA dijo...

Es lo que tienen los hoteles de esta cadena, que te tratan a cuerpo de rey... Y encima con conexión wifi!!! Te ponen la mesa, te la quitan, te lavan la ropa, te hacen la cama, te limpian el cuarto, te hacen reír y se preocupan por ti, qué más se puede pedir? Y dices que te van a poner más joven!? Uau!!
A ver si vas a hacer como las famosas que dicen que se han operado la nariz porque se dieron un golpe y era obligada la intervencíón...
Muchos besos para los dos. Al mediodía, que es cuando se paraliza el tiempo en el hotel, intentaré llamaros. Muak!

AGUEDA dijo...

Por cierto, a ver si arreglas la hora de edición, que va con 9 horas de retraso...

Anónimo dijo...

Qué alegría encender éste cacharro y ver que nos has dejado tu "diario" para poder saber de tí y Doria. Es como estar contigo y poder hablar para saber qué tal te sientes sin lo inoportuno de molestar a todas horas con el tlf. Tenemos una cena pendiente a base de delicatessen de verduras para celebrar que estás en casa. Un beso muy grande.
CINTIA.

Anónimo dijo...

hola manu me alegro que sigas con tu buen humor no se te ocurra perderlo .un besito CARMEN

Anónimo dijo...

Manu: eres lo más...no podía ser de otra manera un ser tan especial como tu...lo pintas todo con tanta gracia y optimismo que estoy deseando hacerte una visita en el "hotelillo".
Besos y seguro que estaras guapissimo con el nuevo corte de pelo.
Yola.

Anónimo dijo...

Acabo de terminar de leer tu blog entero...y la verdad es que me he emocionado mucho, te tengo envidia, si de la buena claro, pero envidio la cantidad de gente que tienes cerca, tu gente que te quiere y te lo demuestra, envidia porque yo no tengo un simil de Doria en mi vida (a no ser que podamos clonarla y hacerle un cambio de sexo, jajajajaj).
Y me siento pequeña muy pequeña e insignificante, abrumada por mis problemas, que ahora me parecen tan tontos...pasando los días inventando estrategias, para superar una ruptura, perdiendo el tiempo que deberia dedicar a reir y a vivir.
Besos y gracias por una lección de vida de primera .
Yola

amolina dijo...

HOLA EQUIPO

Nos alegra saber que lo llevas bien y que además, desde el gran Hotel Ruiz de Alda con miles de estrellas y una luna siempre que no este nublado, nos sigues manteniendo informados.

Besos para los do y hakuna matata.

alejo García dijo...

CARTA PARA JOSÉ LUIS

Estimado José Luis. Usted no me conoce pero le escribo estas líneas para decirle que es usted una persona afortunada. Mi nombre es Alejo, soy de Madrid pero vivo en Málaga, y me considero amigo de la persona que tiene usted en la cama de al lado.
De eso precisamente quería hablarle. Aunque supongo que ya han tenido ustedes tiempo de hablar en la habitación de ese hotelito, me voy a permitir contarle algunas cosas de Manolo. (Yo le llamo Manolo o Manu que es como lo he hecho siempre aunque he notado que Doria le llama Manuel. Perdoname Doria). A lo que voy. Manolo y yo nos conocimos hace ya algunos años (tampoco hace falta dar detalles)cuando los dos estábamos en la Universidad, que creo que es la mejor época para conocerse. Él coincidió en la carrera con amigos mios del colegio y a partir de entonces empezamos a coincidir cada vez más. Entrábamos, salíamos, íbamos de copas -con alguna borrachera incluida- y llenábamos los fines de semana de buenos momentos. Ya sabe usted que después de la tempestad viene la calma y, con la edad, empezamos a tranquilizar los ánimos de juventud y lo que antes era salir de marcha fue evolucionando a cena, batallitas y chistes malos en casa de cualquiera del grupo. A pesar de todo Manu y yo nunca fuimos amigos íntimos dentro del grupo. ¿Por qué? Porque no encartó, y no hay que darle más vueltas. Pero eso no significa que no tengas tu concepto de las personas. Yo siempre vi a Manu como una persona que sabía lo que quería y sabía como conseguirlo. Inteligente y con determinación. Decidido. VALIENTE. Con criterio y sin pelos en la lengua.Responsable, pero a la vez disfrutón. El fin de semana pasado he vuelto a verle después de varios años. Las circunstancias no eran las mejores. Pero tengo que decirle que el jodío este mejora con los años. Le he visto sereno,tranquilo y consciente. Yo no creo que siga la misma evolución que el vino. Lo que pasa es que ha tenido la suerte de encontrar a una mujer que le quiere. Por si no ha tenido usted tiempo de conocerla es la morena que está en la cabecera de la cama. Se llama Doria.
Bueno, hechas las presentaciones, aunque ya se que no hacía falta, les dejo para que sigan ustedes hablando... Espero que lo pasen bien en la sauna, en el jacuzzi o en la sesión de masajes de ese hotelito. Espero conocerle pronto cuando vaya a Granada a visitar a Manolo. O mejor aún, espero conocerle en Málaga, tomando un pescaíto con Manolo. No es un hotel de lujo como ese pero los chiringuitos de aquí tampoco estan mal.
Solo le pido un favor. Por la autoridad moral que me dan los años de amistad con Manolo, si en algún momento le ve usted flaquear o diciendo gilipolleces, le pido encarecidamente que le de usted una colleja de mi parte. Muchas gracias.
Espero no haberle aburrido y quedo a su entera disposición para lo que precise.
Cordialmente.
ALEJO GARCÍA.

P.D.- Si aparece por allí un tal Chema Camarillo, pida inmediatamente el cambio de habitación. Los dos juntos se ponen muy pesados.

Anónimo dijo...

Hola Manu!! Soy Andrea la hija de Yolanda, estubimos contigo en Granada y me acuerdo mucho de lo bien que lo pasamos!! te deseo muchisimo animo desde aqui Alemania (estoy de erasmus)y me encanta la manera que tienes de ver las cosas. Muchos besitos

ANDREA

Anónimo dijo...

"Nadie puede silbar solo una sinfonía.Es necesaria una orquesta"
Gracias Manu por hacernos sentir parte de esta orquesta, de ese equipo.
Gracias por tu fuerza, por tu optimismo.
Gracias porque no dudamos que compartirás también esas cosas que te encogen el corazón,
no dudes en llorar si tienes ganas,
las lágrimas son una hemorragia necesaria, nos lavan.
Como director de esta orquesta creo que no hará falta recordartelo, pero por si las moscas no lo olvides: " Si la felicidad compartida vale el doble, la pena compartida vale la mitad."

Te queremos!! EpyBlas y CIA.

Anónimo dijo...

Hola Manolo, soy Gonzalo, si ese sin pelo amigo de Alejo, Juju, Camarillo y resto de la panda de Madrid.
Veo que has sido listo y que te has hospedado en un hotel de 5 estrellas, donde espero que te traten como mereces y que muy pronto pagues la cuenta para irte a otro aun mejor, tu casa.
Hablamos pronto.
Un abrazo muy fuerte