miércoles, 7 de octubre de 2009

2 ¿En qué creo?


Hoy martes,mi mujer me había concertado una cita con un médico especializado en medicina natural china.Cuando me lo dijo me sonó a eso, a "chino". Según me dirigía a la consulta la sensación era rara, siempre he sido muy escéptico, no creo más que aquello que veo y sobretodo en las personas.Pero, una parte de mí también iba pensando que el cuerpo humano es el motor más perfecto y sofisticado que existe, que el poder de la mente es ilimitado,que siempre han existido enfermedades, culturas distintas, que las medicinas provienen la mayoría de veces de sustancias naturales, que no debemos ser esclavos de las industrias farmaceúticas. Nunca pensé que un cáncer lo puedan curar de forma natural ni mi mente esté preparada para ello por ahora.
Allí estaba yo entrando por la puerta, lleno de dudas y con una cara de escéptico que lo normal es que me hubiese echado antes de recibirme. Nos sentamos y empieza el médico a comentarme su curriculum, en plan soy mucho o sé mucho, sólo pretendía hacerme ver que tiene su carrera de medicina digamos occidental y normal y aparte la de medicina oriental o natural, por lo que me habló tal y como me habían hablado los médicos que hasta ahora he visitado. Su discurso poco a poco me iba interesando más y lo veía convencido de lo que proponía. Proponía tres formas de atacar la enfermedad: con medicina occidental(quimio y radio), con medicina occidental pero apoyándonos en la medicina natural para paliar los efectos de la quimio y radio y una tercera que era sólo con medicina natural. Al ver mi forma de ser y me imagino que mi cara de incrédulo, descartó automáticamente la tercera ( sólo medicina natural), me comenta que para esta fórmula hay que tener una creencia muy fuerte en algo, da igual el tipo de religión o pseudoreligión que sea, pero mi problema es que soy un agnóstico convencido, sé que hay algo superior, se llame como se llame, pero no puedo demostrarlo ni por tanto creerlo. Como dije antes sólo creo en las personas y en sus ganas de progresar, cambiar y luchar por mejorar.
Después de una serie de preguntas y pruebas me propone que me deje ayudar a que mediante sus métodos los efectos de la quimio y la radio sean más llevaderos. Ahí mi mente, no sé si por confianza en lo que me contaba o por las ganas que tengo por recuperarme pronto, se fue abriendo y cambiando el chip, no perdía nada, creía en esa persona no por nada, tan sólo porque sé que cree lo que dice y hace, ya dije que creo en las personas y ante esa creencia sí que soy capaz de arriesgarme.
Me manda un régimen alimenticio y una serie de ejercicios con vistas a remediar una falta de Yin, que según él lo tengo desequilibrado, y conseguir paliar los efectos negativos de la quimio y la radio.
Al salir, al menos mi conciencia se había removido y reconozco que hay hábitos en mi vida que he repetido una y otra vez de forma errónea, no digo o no sé si eso ha provocado esta enfermedad, pero como yo digo la primera opción, el punto de partida de solucionar un problema es tomar conciencia de que uno lo tiene, el segundo es ver qué lo provoca y el tercero y definitivo es luchar por cambiar y solucionarlo, a ello comienzo ya. Hoy he tomado conciencia de los 2 primeros puntos, no sé si eso me servirá para evitar que el problema de salud vuelva, porque para qué mentir, desconozco si eso eso me ha causado la enfermedad, lo que sí sé es que si consigo cambiar algunos hábitos, mi calidad de vida será mejor.
Ahora ya en casa, tranquilo, doy el día por bueno, en mi nueva vida, hoy he vuelto a aprender cosas de mí que es lo importante, me he abierto a confiar en cosas nuevas, al menos mi mente admite que hay creencias que desconozco, que de todo se puede aprender, que hay que dar oportunidad a todo el mundo que pueda ayudarte, que soy menos ignorante que ayer, o quizás más porque cuanto más se abre tu mente más ignorante te crees,,pues se abren perspectivas o vías que no conocías, que es de lo que se trata, pues cuanto más sepa y me conozca más feliz seré y serán los que me rodean.En fin, sigo con mi mundo nuevo, veo que me estoy convirtiendo en una esponja y eso es bueno, una esponja de 42 años pero....que todavía tiene poca consistencia para absorber, poco a poco. Eso sí, mi mujer sí que cree en estas cosas, a ella se le ilumina la mirada con cada palabra que escucha, cree a ciegas, eso es bueno, entre los 2 crearemos una balanza que llegará a alcanzar su punto ideal.

4 comentarios:

Doria dijo...

Me he vuelto muy egoista y no quiero que nada, ni nadie me robe a MI KALAMIDAD.
Creo que es fácil de entender, que me muero por tus huesos, esos que dicen que ahora están un poco enfermos, que te amo como nunca he amado a otro hombre y como dice esa poesía que cierto día escribí para tí:

No soy tu dueña y sin embargo me perteneces

---------------------------------------------
Sin ser dueña,ni ama, ni nada,
rondo en tus sueños,
habito en tu morada,
vivo en el aire que respiras,
y respiras porque me amas.

Cada poro de tu piel, suda mi aroma,
cada latido de tu corazón, bombea mi sangre,

No es prepotencia lo que escribo,
expreso lo que siento,
y lo que siento es lo que ahora digo:

Sin ser mi dueño,ni amo, ni nada,
ronda en mis sueños,
habita en mi morada,
vive en el aire que respiro,
y respiro porque lo amo.

Cada poro de mi piel, suda su aroma,
cada latido de mi corazón, bombea su sangre.

christian dijo...

me he enterado que as visitado a kun fu
a ver si te vas a picar ha andar con el con las zapatillas a cuestas que ya estas mallor para esos trotes.

PD. DORIA TO PA TI ENTERO QUE NO TE LO PIENSO QUITAR NO ES MI TIPO ;)

Doria dijo...

Si que debes de creer en mí...
Dejaste que te pusiera agujas de acupuntura, porque la foto es real, es Manu en una sesión de acupuntura y reiki que le hice y se dejó hacer.
¡Gracias por confiar en mi!

Salva dijo...

Leyendo esta entrada y aunque veo que no te llevas muy bien con algunas creencias,te diré que tengo la convicción que las enfermedades o mas bien los síntomas de estas son mensajes de nuestra alma, psique o como quieras llamarlo, mensajes que nos indican que hay un desequilibrio a nivel espiritual,el sintoma o la enfermedad nos indica que debemos corregir alguna desarmonia que probablemente no reconocemos conscientemente, nos dice que es lo que necesitamos para estar completos.
Cuando en el cuerpo de una persona se manifiesta un síntoma, éste (más o menos) llama la atención interrumpiendo, con frecuencia bruscamente, la continuidad de la vida diaria. Un síntoma es una señal que atrae atención, interés y energía y, por lo tanto, impide la vida normal. Un síntoma nos reclama atención, lo queramos o no. Esta interrupción que nos parece llegar de fuera nos produce una molestia y desde ese momento no tenemos más que un objetivo: eliminar la molestia.
Creo que el error radica en esta perspectiva.
La enfermedad nos hace evolucionar,nos hace quitarnos la máscara y nos sincera con la vida y con el mundo en general. Debemos de ver la enfermedad como una aliada, no como un enemigo.
Se me ocurre recomendarte este libro por que sé que es serio y de máxima rigurosidad, sino fuera así no lo haria.
Espero le heches un vistazo ya que lo puedes encontrar en la WEB, miralo con una mentalidad abierta pues tiene conceptos nuevos y por lo tanto dificil de asimilar bajo una perspectiva materialista.
El libro es:la enfermedad como camino
Mucho ánimo, y que te valla bonito.